jueves, 24 de marzo de 2011

Hallazgo: orientación sexual en ratones depende de la serotonina


Imagen: Betazeta.com

Los ratones macho privados de serotonina pierden por completo su predilección por las hembras. Siguen apareándose como cualquier ratón -a la mínima ocasión-, pero con machos y hembras por igual. La serotonina, un neurotransmisor clave en la depresión y su tratamiento, también afecta al comportamiento sexual de los humanos. Yan Liu y sus colegas del Instituto Nacional de Ciencias Biológicas, en Pekín, presentan los resultados en Nature.

El experimento de los científicos chinos no se puede hacer con personas. Las neuronas que usan serotonina como neurotransmisor -para mandar señales a otras neuronas- deben fabricarla ellas mismas a partir del triptófano, un aminoácido común en la dieta. Ello requiere una enzima llamada Tph2 (por triptófano hidroxilasa). Liu y sus colegas han construido ratones sin el gen que fabrica esa enzima, y que por tanto tienen inutilizados los circuitos cerebrales que usan serotonina.

Los machos modificados genéticamente pierden la orientación sexual. El cambio de comportamiento es bastante específico, y no se debe a una anomalía general del sentido del olfato, ni de la detección de feromonas, pues estos procesos parecen inalterados en los ratones sin serotonina. Por otro lado, basta inyectar a estos ratones un compuesto que restaura la síntesis de serotonina para que recobren su orientación en poco más de media hora.

"Una cuestión inevitable suscitada por nuestros hallazgos", dicen los científicos, "es si la serotonina tiene un papel en la preferencia sexual de otros mamíferos". Citan estudios anteriores que han investigado los efectos sobre el comportamiento sexual humano del Prozac, o fluoxetina, un antidepresivo de la familia de la serotonina (técnicamente, los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, o SSRI por sus siglas inglesas).

El Prozac se mostraba en esos estudios capaz de inhibir los comportamientos sexuales compulsivos, pero solo en los hombres homosexuales, no en los heterosexuales. Este dato se queda lejos de demostrar que la serotonina está implicada en la orientación sexual en las personas, pero sí apunta a ciertos efectos dependientes de la orientación sexual del individuo.

La homosexualidad es común en la naturaleza. Se ha descrito en especies de mamíferos que abarcan desde los toros de la raza Hereford hasta los macacos rhesus, pasando por las ovejas.

Hay indicios de que la homosexualidad puede tener una base genética en los humanos. Los gemelos, que comparten todos sus genes, concuerdan en su orientación sexual en el 50% de los casos, mientras que los mellizos, que solo comparten la mitad de los genes, concuerdan solo en el 22% de los casos.

Información de El País.com. Resumen y edición de Sophimanía

5 comentarios:

Mauricio Rozas Valz dijo...

Hablando de Prozac y el flagelo de los antidepresivos, aquí te envío un link que te pondrá la piel de gallina. Tengo otros archivos pero no sé como enviarlos.
Un abrazo

http://es.youtube.com/watch?v=SzdGrUcc_bQ

Pablo Vasquez dijo...

Hola Mauricio, gracias por dejarnos un comentario. Muy interesante el video que compartes. El abuso del diagnóstico del supuesto déficit de atención y la prescripción de Ritalin a los niños, sin duda, es uno de los horrores siquiátricos del siglo pasado y de este, directamente en la tradición de los electroshocks, las esterilizaciones, los test de inteligencia para inmigrantes, la lobotomía, etc, etc, etc. Sin embargo, de ahí a las posiciones que niegan la validez de la siquiatría como ciencia y los conspiranóicos que claman que vivimos bajo el control mental de los laboratorios farmacéuticos coludidos con los siquiatras hay un salto que yo considero exagerado e indeseable. Los cientólogos están en esa línea (de hecho la cientología forma parte de la CCHR que co-fundó Szasz). Una vez más, creo, se trata de intentar de ir por el impopular 'punto medio', sin negar el valor de la siquiatría como ciencia (o campo de estudio sistematizado si quieres) pero señalando sus abusos y sus errores, que además son públicos, notorios e históricos. La 'polémica' entre Tom Cruise y Brooke Shields por los antidepresivos que ella tomó luego de dar a luz es bien instructiva sobre este tipo de casos. Y ya que fuiste tan amable en recomendarnos ese buen video, yo te recomiendo estos dos: Con este tengo mis reparos puntuales, pero me parece bueno en mayor parte: http://www.youtube.com/watch?v=P_X500l2rhQ y este, sobre el que no tengo ningún reparo y que no tiene pierde: http://www.youtube.com/watch?v=iG9CE55wbtY

Saludos!
Y este

Loku dijo...

En pocos lugares la discusión naturaleza vs. crianza es tan puntual como en la orientación sexual, ya que lleva una conotación muy profunda. Si los homosexuales "nacen así" (a la lady gaga), entonces tienen todo el derecho de decir que solo están siguiendo sus instintos igual que los demás. Cosa que no pasaría si fuera algo aprendido.
Sólo me pregunto, ¿qué pasaría entonces con las enfermedades que afectan la recepción de serotonina, como el trastorno bipolar?

P.D., sé que a la redacción le interesará esta tesis, con especial énfasis en el tema de homosexualidad:
http://www.tdx.cesca.es/TESIS_UAB/AVAILABLE/TDX-0809106-120642//agl1de1.pdf

Mauricio Rozas Valz dijo...

Estimado Loku, en efecto, la tesis me parece interesante; pero -al menos para mí- es imposible leer 335 páginas en una pantalla. ¿No hay versión impresa?
Saludos

Loku dijo...

No tengo idea, la encontré alguna vez vagando por internet, pero creo que se encuentra en Redalyc.

¿Qué es Sophimanía?

Divulgación Científica:
Impulsamos el conocimiento de temas que por coyunturas políticas, pasan a 2do plano. Creemos que solo nuestro instinto por saber, conocer, explorar, cuestionar, construir, ha permitido que nuestra especie ocupe este espacio-tiempo, y por lo que quizás permanezca.

Pensamiento Crítico:
Ver el mundo con ojos nuevos. Rebelarse contra la información estandarizada. No dejarse doblegar por el sistema, la educación pasteurizada o el circuito estético consumista imperante. Ser libre, o lo más libre posible, empezando por tu mente y tu cerebro.

Un blog de Claudia Cisneros