domingo, 7 de noviembre de 2010

Astronomía: Hay muchas más 'hermanas de la Tierra' de lo que se creía

Imagen: Discovermagazine.com

Aproximadamente el 23% de estrellas similares a nuestro Sol podrían tener un planeta del tamaño de la Tierra orbitando, según señala una investigación liderada por los astrónomos Andrew Howard y Geoffrey Marcym de la Universidad de California en Berkeley (EEUU) y que Science publica.

El equipo seleccionó 166 estrellas de tipo espectral G ('amarillas', como el Sol) y K ('anaranjadas-rojas' y ligeramente más pequeñas) situadas en un radio de 80 años luz de nuestro planeta. Las observaron con el potente telescopio Keck (Hawai, EEUU) durante cinco años para determinar el número, la masa y la distancia orbital de los planetas que orbitan en torno a estas estrellas.

Fueron encontrando planetas cada vez más pequeños, hasta llegar a los de menor tamaño que se pueden detectar en la actualidad –las denominadas súper-Tierras–, con una masa tres veces superior a la de la Tierra.

"De cada 100 estrellas como el sol, una o dos tienen planetas del tamaño de Júpiter, unas seis tienen planetas del tamaño de Neptuno y unas 12 tienen súper-Tierras con una masa comprendida entre 3 y 10 masas terrestres", explica Howard. "Si extrapolamos estos resultados a planetas del tamaño de la Tierra (entre 0,5 y 2 masas terrestres) nuestra predicción apunta a que se encontrarán unos 23 planetas en cada 100 estrellas".

"Se trata de la primera estimación de la fracción de estrellas que tienen planetas de tamaño terrestre basada en medidas reales", añade el profesor Marcy. Estudios anteriores habían estimado la proporción de exoplanetas del tamaño de Júpiter y Saturno, pero nunca se había llegado hasta planetas del tamaño de Neptuno o súper-Tierras que permitieran extrapolar los resultados a planetas del tamaño terrestre.

Según Howard, "esto significa que cuando la NASA desarrolle nuevas técnicas a lo largo de la próxima década, para descubrir planetas del tamaño de la Tierra, no será necesario buscar demasiado lejos".

Como los investigadores sólo han detectado planetas cercanos, también podrían existir más planetas de tamaño terrestre a distancias más lejanas, incluso dentro de la zona habitable situada aproximadamente a la distancia que separa a nuestro planeta del Sol. La zona habitable es la distancia a una estrella en la que un planeta no está ni demasiado frío ni demasiado caliente, permitiendo así la existencia de agua líquida.

"Los resultados de los investigadores no concuerdan con los modelos actuales de formación y migración de planetas", señaló Marcy. Se piensa que, tras su nacimiento en un disco protoplanetario, los planetas siguen una espiral hacia el interior debido a las interacciones con el gas del disco.

Según estos modelos se origina un ‘desierto de planetas’ en el interior de los sistemas solares. "Precisamente en la zona donde hemos descubierto la mayoría de planetas, los modelos predicen que no encontraríamos ni un cactus", destaca Marcy, "y estos resultados transformarán la visión de los astrónomos acerca de cómo se forman los planetas".

El equipo concluye que si continúa la tendencia en aumento en la cifra de planetas más pequeños, el 23% de las estrellas tendrían planetas de tipo terrestre.

"Uno de los objetivos de la astronomía consiste en encontrar el valor de 'eta-Tierra' (ηTierra), la fracción de estrellas de tipo solar con planetas potencialmente habitables", explica Howard. "Se trata de una primera estimación y la cifra real podría ser una de cada ocho en lugar de una de cada cuatro. Pero no se tratará de una de cada 100, lo cual es una excelente noticia".

Información de Science y UC-Berkeley, resumen de Sophimanía

1 comentario:

Dialogotomía dijo...

Me alegra saber de este tipo de noticias, pues siempre suponen una expansión para nuestra limitada mente que se atora con los "problemas" cotidianos.
¿Qué maravillosos paisajes no habrá en esos otros planetas?
Daría cualquier cosa por viajar por ellos fotografiando cada puesta de sol o puesta de soles.

¿Qué es Sophimanía?

Divulgación Científica:
Impulsamos el conocimiento de temas que por coyunturas políticas, pasan a 2do plano. Creemos que solo nuestro instinto por saber, conocer, explorar, cuestionar, construir, ha permitido que nuestra especie ocupe este espacio-tiempo, y por lo que quizás permanezca.

Pensamiento Crítico:
Ver el mundo con ojos nuevos. Rebelarse contra la información estandarizada. No dejarse doblegar por el sistema, la educación pasteurizada o el circuito estético consumista imperante. Ser libre, o lo más libre posible, empezando por tu mente y tu cerebro.

Un blog de Claudia Cisneros