lunes, 28 de junio de 2010

¿Por qué soñamos? La verdad se revela (y no es como Freud decía)


Deviantart.net

Mientras soñamos, la mente no parece una herramienta muy útil para el pensamiento racional o crítico, pero un reciente estudio señala que -aún dormida- la mente sí puede solucionar problemas.

Esa sería una de las funciones del sueño: ayudarnos a encontrar soluciones a los problemas que nos atormentan durante el día.

Los sueños son altamente visuales y su naturaleza se nos presenta ilógica, lo que obliga a nuestra mente a "pensar fuera de la caja", que es precisamente una técnica para resolver problemas. Así lo sostiene Deirdre Barrett, sicóloga de Harvard.

La teoría de Barrett sobre los sueños, que fue discutida hace unas semanas por la Asociación de Ciencia Sicológica de Estados Unidos, afirma que soñar es pensar, pero de una forma un poco distinta de cuando estamos despiertos.

"Dormidos o despiertos, seguimos trabajando en los mismos problemas" dice Barret. Aunque evolutivamente los sueños pueden haber aparecido para otros propósitos, actualmente ayudan a la mente a resolver problemas.

Para Barret, una teoría para explicar los sueños (o cualquier fenómeno sicológico humano) tiene que tener en cuenta la evolución de la especie, algo que no hicieron ninguna de las teorías sicológicas anteriores.

Por ejemplo, para Freud los sueños existen para satisfacer nuestros deseos, pero esa satisfacción imaginaria hace poco o nada para ayudarnos a adaptar nuestros instintos al mundo real, que es un punto clave en la evolución.

Otras hipótesis dicen que los sueños son apenas el producto residual del proceso que realiza el cerebro para recargar sus químicos y sus neurotransmisores. Pero Barret no está de acuerdo, ya que para ella la evolución ha hecho que nuestras características existan para cumplir un propósito.

A lo largo de diez años de investigación, Barret ha documentado muchos ejemplos de cómo el cerebro soluciona problemas cuando está soñando.

En uno de sus experimentos, un grupo de sus estudiantes pensaban en un problema, para el que no tenían solución, antes de dormir. Hacia el fin de semana, al menos la mitad del grupo habían soñado con el problema y un cuarto de ellos tenían una solución.

Barret también ha investigado la historia de la humanidad para encontrar casos en que las personas han resuelto problemas gracias a un sueño. Y halló varios, desde problemas matemáticos a problemas artísticos.

Otro tipo de problemas resueltos gracias a los sueños tienen que ver con casos en que la "sabiduría convencional" no es el acercamiento adecuado para resolverlos. Los sueños entonces permiten acercamientos "poco convencionales", lo que puede ayudar a encontrar una solución.

Barret afirma que los sueños son pensamiento, pero más libre de asociaciones y más centrado en lo visual.

Información de LiveScience. Versión, edición y traducción de Sophimanía

2 comentarios:

Nelson Agadé... dijo...

Soñamos porque -así lo creo yo- es en ese estado de armonía mental que nos permite poner en orden las ideas y tomar las deciciones más correctas. Nuestra mente sigue en actividad la diferencia está en el ritmo.

Felicidades por tu blog, un gusto de pasar por aquí.

¡¡Saludos cordiales!!

Arigirlforever dijo...

interesante articulo, en lo que yo he experimentado es que si me ha tocado sonar con el problema que tengo que resolver, cuando duermo, pero mas que nada creo que es el estrés y la necesidad de resolver ese problema lo que hace que en nuestros suenos ocurra ese tipo de situaciones, es una especie de trabajar mientras duermes.

saludos!.

¿Qué es Sophimanía?

Divulgación Científica:
Impulsamos el conocimiento de temas que por coyunturas políticas, pasan a 2do plano. Creemos que solo nuestro instinto por saber, conocer, explorar, cuestionar, construir, ha permitido que nuestra especie ocupe este espacio-tiempo, y por lo que quizás permanezca.

Pensamiento Crítico:
Ver el mundo con ojos nuevos. Rebelarse contra la información estandarizada. No dejarse doblegar por el sistema, la educación pasteurizada o el circuito estético consumista imperante. Ser libre, o lo más libre posible, empezando por tu mente y tu cerebro.

Un blog de Claudia Cisneros