martes, 10 de noviembre de 2009

Diez cosas que no sabes de tu propio cuerpo


Estamos tan acostumbrados a ser y mirar cuerpos que hemos desarrollado un sesgo a la hora
de evaluarnos. Una mirada "fuera de la caja" ayuda a entendernos mejor. Foto: Gaycondo


1) Tripa corrosiva. En el estómago llevamos ácido hidroclórico, un poderoso veneno que bien podría ser de uso restringido de no ser porque lo necesitamos para disolver los alimentos. En la industria es usado para tratar metales como el hierro y el acero. Pero no puede contra la mucosa de nuestro estómago.

2) Recuerda la postura. Los recuerdos están integrados al resto de nuestros sentidos (sonidos, olores, sabores), lo que incluye la posición de nuestros cuerpos al momento en que tuvimos la experiencia que hoy queremos recordar. Si el recuerdo nos evade, al menos asumamos la postura. Probablemente hará que recordemos.

3) Los huesos se rompen para balancear los minerales. Los huesos no solo nos sostienen, también ayudan a regular los niveles de calcio y fósforo de nuestro organismo. Cuando les falta (porque se orientan más a los músculos y nervios por ejemplo) se activan ciertas hormonas que microfracturan los huesos, a fin de que el cuerpo se preocupe por mandarles el calcio necesario.


4) La mayor parte de las calorías que comemos son para pensar. Nuestro cerebro pesa el dos por ciento de nuestro cuerpo, pero se lleva el 20 por ciento de los recursos energéticos (como EEUU en el mundo).

5) La inmensa mayoría de óvulos femeninos se destruirán con la menopausia. Al inicio de su vida sexual, una mujer tiene unos 34 mil óvulos en proceso de madurar. A lo largo de su vida expulsará unos 350 (uno por mes aproximadamente). El resto serán destruidos por el cuerpo al dejar de ovular.


El arte nos ayuda a tomar distancia de nuestras propias virtudes y defectos. Foto: Braistorming

6) Sabemos que los adolescentes están "locos", pero no lo están por "falta de madurez" ni por falta de "experiencia". Lo están porque sus cerebros no han terminado de afinar sus redes neuronales. Mientras este proceso termina, los adolescentes están sujetos cambios emocionales severos (de la euforia a la apatía) y su capacidad de tomar decisiones no es la mejor. Algo que no cambia con "sermones" ni "charlas".

7) No es solo por gravedad, los mocos salen de la nariz expulsados por unos pelitos llamados "cilios", los mismos que ayudan a la digestión de alimentos.

8) Nuestro cuerpo no es el "producto final y acabado" expresión un "diseño perfecto". No. Apenas es una solución precaria, aproximada y cambiante frente a un entorno dinámico. Algunas características están ahí no porque las necesitemos ahora, sino porque las heredamos de épocas en que sí eran necesarias. Por eso tenemos muelas del juicio. En su momento eran útiles para mascar carne. Al crecer nuestro cerebro y cambiar nuestra mandíbula, quedaron fuera de uso. Su utilidad actual es hacerle ganar dinero a los dentistas.

9) Algunos comportamientos son contagiosos: la risa, el bostezo, el vómito, etc. Todos ellos se fundan en la mímica social, un factor muy importante para aprender a vivir (y vivir) en sociedad. La mímica es involuntaria, pero sirve para crear mejores lazos sociales con el grupo.

10) Tu piel tiene cuatro colores. No importa tu fenotipo ni tu etnia, si miras con cuidado tu propio cuerpo descubrirás zonas con distinto color de piel: amarillo, negro, blanco y rojo.

Información de LiveScience. Versión, edición y traducción de Sophimanía

4 comentarios:

Ramonesall dijo...

muy interesante tu post, Claudia.

saludos

Rolando Murillo dijo...

No es de Claudia, es de Pablo y muy interesante.

Pablo Vasquez dijo...

Hola Ramón y Rolando, gracias por visitar Sophimanía y dejar sus comentarios. Aprovecho para contarles que si bien cada post indica quién fue la persona que físicamente lo subió, algunas veces Claudia, algunas veces yo, la verdad es que prácticamente todas las notas que subimos son fruto de una coordinación previa entre ambos. En este caso particular fue Claudia quien me hizo notar el tema. A veces es a la inversa. "Trabajo en equipo" que le llaman. Así que tanto Claudia como yo les agradecemos sus visitas y, por supuesto, esperamos que continúen, para lo cual seguimos trabajando duro. Un abrazo.

Ramonesall dijo...

gracias por la aclaración!

que les vaya bien

¿Qué es Sophimanía?

Divulgación Científica:
Impulsamos el conocimiento de temas que por coyunturas políticas, pasan a 2do plano. Creemos que solo nuestro instinto por saber, conocer, explorar, cuestionar, construir, ha permitido que nuestra especie ocupe este espacio-tiempo, y por lo que quizás permanezca.

Pensamiento Crítico:
Ver el mundo con ojos nuevos. Rebelarse contra la información estandarizada. No dejarse doblegar por el sistema, la educación pasteurizada o el circuito estético consumista imperante. Ser libre, o lo más libre posible, empezando por tu mente y tu cerebro.

Un blog de Claudia Cisneros