martes, 21 de septiembre de 2010

Richard Dawkins le responde a Benedicto XVI por equiparar ateos con nazis

Foto: Internet

En el primer día de su visita a Londres, Benedicto XVI hizo un paralelo entre ateos y nazis, dando a entender que el laicismo es una corriente que pretende destruir la sociedad imponiendo "la dictadura del relativismo".

La afirmación no solo constituía una provocación, tan bien una curiosidad ya que las excelentes relaciones entre el nazismo y la Iglesia Católica están muy bien documentadas históricamente, máxime cuando constatamos que el propio Ratzinger vistió el uniforme de las juventudes hitlerianas.

La respuesta no se hizo esperar, por parte de diversas personalidades e intelectuales europeos, destacando la dada por Richard Dawkins, etólogo y biólogo evolutivo y conocido activista en pro de la vida secular.

Video: Dawkins en sus propias palabras.

En respuesta a Benedicto XVI, Dawkins dio el siguiente discurso:

"Me indigné con las palabras del Papa culpando a los ateos de las atrocidades de Hitler y otras en el siglo XX. Pero luego me sentí mejor, pues me pareció que lo habíamos hecho tambalear tanto que se estaba viendo forzado a cometer la ignominia de atacarnos para distraer la atención de los verdaderos crímenes que se cometen en el nombre de la Iglesia Católica.

El número de cinco millones de católicos británicos aparentemente viene del número de bautizados. Y no me lo creo. Quizás cinco millones que hayan sido bautizados. Pero si la iglesia quiere contarlos como católicos, entonces tiene que contar a Hitler también.

Histórico: Benedicto XVI con el uniforme de las juventudes
nazis. Foto: Spitfirelist.com

Adolf Hitler era católico. Fue bautizado, nunca renunció a su bautismo. Como mínimo, creía en una providencia personificada y es, presumiblemente, la misma providencia que fue invocada por el arzobispo de Munich en 1939 cuando Hitler escapó de un intento de asesinato, y el cardenal ordenó un Te Deum: "para agradecer a la divina providencia, en el nombre de la archidiócesis, por la afortunada salvación del Führer".

Hitler discurseó en Baviera, en 1922: "Mi sentimiento como cristiano me señala a mi Señor y salvador, como un luchador. Reconoció a estos judíos por lo que eran y convocó a muchos para luchar contra ellos [...] ¡Cuán grande fue su pelea por el mundo en contra del veneno judío!"

Incluso si Hitler hubiese sido ateo, como Stalin es seguro que era, ¿Cómo se atreve Ratzinger a sugerir que el ateísmo tiene alguna conexión con sus horribles acciones?

Al margen de la falta de creencia de Hitler y Stalin en duendes y unicornios, más allá de si tienen un bigote, como Franco o Sadam Hussein, no hay ninguna relación lógica entre su ateísmo y su maldad.

A menos, claro, que estés sumergido en la vil obscenidad del "pecado original". Esta gente cree que todo bebé nace en pecado. Este es el pecado de Adán, por cierto, Adán, del que ellos mismos admiten ahora que nunca existió.

El pecado original significa que somos malvados, corruptos, maldecidos, a menos que creamos en su Dios, o a menos que caigamos en la trampa del premio del cielo o el castigo del infierno.

Hitler estrecha las manos de un obispo católico. Hitler discurseó el 24 de
octubre de 1933: "Estamos convencidos de que la gente necesita y requiere
la fe. Por lo tanto hemos emprendido la lucha contra el movimiento ateo".
Foto: Flyingchariotministries.com

Eso, señoras y señores, es la despreciable teoría que los lleva a asumir que fue la falta de creencia lo que hizo de Hitler y Stalin los monstruos que fueron. Todos somos monstruos a menos que Jesús nos salve.

Qué asquerosa, depravada e inhumana teoría como para basar tu vida en ella. Joseph Ratzinger es un enemigo de la humanidad.

Es un enemigo de los niños cuyos cuerpos ha permitido que sean violados y sus mentes dañadas. Está vergonzosamente claro que la iglesia está menos preocupada por salvar los cuerpos de los niños de los violadores, que por salvar las almas de los sacerdotes del infierno. Y más preocupada por la reputación a largo plazo de la iglesia misma.

Es un enemigo de los homosexuales, dirigiendo hacia ellos el mismo tipo de intolerancia que su iglesia usaba en contra de los judíos antes del Concilio Vaticano II.

Es un enemigo de las mujeres al no permitirles el sacerdocio, como si un pene fuese una herramienta esencial para las tareas pastorales.

Es un enemigo de la verdad, promoviendo mentiras como que los condones no protegen contra el SIDA, especialmente en África.

Es un enemigo de la gente más pobre de la Tierra, condenándolos a tener familias numerosas que no pueden sostener, y, de esa forma, mantenerlos bajo el yugo de la pobreza perpetua. Una pobreza que mira de lejos la obscena riqueza del Vaticano.

Foto: Danielemartinelli.it

Es un enemigo de la ciencia, obstruyendo investigaciones vitales sobre células madre arguyendo, no con moral, sino con supersticiones pre-científicas.

Ratzinger es hasta un enemigo de la propia iglesia de la Reina, faltándo el respeto arrogantemente a las ordenaciones anglicanas como, cito: “Absolutamente nulas y totalmente sin valor” mientras que al mismo tiempo está tratando de reclutar vicarios anglicanos para cubrir su patético descenso en ordenaciones sacerdotales.

Finalmente Ratzinger es un enemigo de la educación. El y su iglesia han impuesto la perniciosa doctrina educativa de que la evidencia es una base que merece menos confianza para la convicción que la fe, la tradición, la revelación y la autoridad. Su autoridad."

7 comentarios:

chined dijo...

muy buen articulo, que nos hace abrir los ojos ante esta verdadera realidad, no la otra que nos acondicionaron desde niños.....

Poncho dijo...

quien quiere encuentra provocaciones donde sea!!!
cuántos de ustedes han leído el discurso por lo menos eh!!!
--- y luego andamos diciendo: EL DIÁLOGO Y TAL... Y LA TOLERANCIA..

Pablo Vasquez dijo...

Hola Chined y hola Poncho, !gracias por visitar Sophimanía y dejarnos comentarios!

Poncho, tu comentario no lo llego a entender. Te ruego, si es posible, que lo desarrolles un poco más para tener una idea más clara de lo que planteas. Ojalá tengas tiempo.

Saludos!

Beatriz dijo...

Hola Pablito, yo te puedo responder por Poncho. Antes quiero decirte que me gusta tu blog, siempre lo leo, incluso lo he recomendado en mi blog y te he enviado visitantes, pero me parece que en el tema sobre la Iglesia Católica ustedes se están dejando llevar por "la información anticatólica pasteurizada", prejuicios, leyendas negras, que abunda en los medios. He preparado una respuesta sobre este discurso de Dawkins en mi blog que puedes leer aquí:

http://aguavivammix.blogspot.com/2010/09/el-discurso-del-papa-y-las-falacias-de.html

En cuanto al tema de la evolución, la Iglesia Católica no se opone a la evolución. Lean al padre Manuel Carreira, sacerdote y científico:

http://aguavivammix.blogspot.com/2010/09/padre-manuel-carreira-es-deber-del.html

Sobre las células madre Dawkins es un ignorante, el Vaticano está financiando la investigación de células madre, se opone y siempre se opondrá a que la vida humana (el embrión) sea tratada como un ratón de laboratorio. Se pueden obtener células madre de, por ejemplo, el cordón umbilical, sin necesidad de destruir vida humana. Nuestra postura es completamente racional y busca proteger la dignidad de la persona y alza su voz por los que no tienen voz.

En fin, si quieren conocer más sobre nuestra fe católica, la verdad y no la mentira y las leyendas negras que pululan en la red, visita mi blog ;)

No hay oposición entre ciencia y fe. Ser ateo no significa ser anticatólico o anti Dios, como también ser católico no significa ser anti ateos....que nos podemos llevar bien a pesar de las diferencias. Felizmente existen ateos serios como André Comte Sponville....


Saludos

Pablo Vasquez dijo...

Hola Beatriz, muchas gracias por visitar y recomendar Sophimanía. Si bien tenemos visiones distintas, me agrada que coincidamos en la importancia de mantener diálogos respetuosos y serenos. Sobre el tipo de información que tenemos de la iglesia católica te contaré que no está basada en leyendas negras ni nada por el estilo. Yo estudié tres años -como alumno aprovechado- en la Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima, con profesores como Armando Nieto y compañeros de salón como Kay Schmalhausen, actual obispo de Ayaviri, en Puno. Es decir, no creo tener prejucios, sino juicios basados en lo que conozco por experiencia directa. Ojalá nos sigas visitando y recomendando. ¡Saludos!

Beatriz dijo...

Gracias, Pablo.

La Iglesia Católica es enorme, el haber estudiado en la Facultad de Teología Pontificia durante tres años te da una base teológica, pero no una completa visión de dos mil años de Iglesia, con errores y aciertos. Como prueba de lo que digo, que se están dejando llevar por prejuicios y leyendas negras es la publicación de ese discurso de Dawkins en vuestro blog sin dar una opinión sobre las falacias en las que cae Dawkins, esa falta de espíritu crítico es lo que me hace desconfiar, y tan solo como muestra está la falsa información que presenta Dawkins, que el Papa se opone a la investigación de células madre, lo que es completamente falso, el Vaticano está financiando dicha investigación. No es necesario sacrificar vida humana (embriones) para hacer mucho bien con las células madre. Ustedes publicaron un artículo en ese sentido que me gustó y publiqué en mi blog. Que el Papa permite que violen a los niños, es otra falsedad que un ateo serio no lo repetiría.

Y, no es por nada, pero he conocido sacerdotes con siete años de formación y les faltaba mucho por aprender. Dos mil años de Iglesia no se aprenden en siete años.

Pero coincidimos en mantener un diálogo sereno y constructivo. He conversado con ateos y he aprendido mucho gracias a ellos. Como me dijo uno una vez, los cuestionamientos del ateo obliga al creyente a abandonar esa fe del carbonero, que a mí particularmente me parece muy tierno, pero no es aconsejable en nuestro siglo.

Saludos

Pablo Vasquez dijo...

Hola de nuevo Beatriz. Gracias por continuar visitándonos y darte el tiempo para aportar tus comentarios. Estoy de acuerdo contigo en que la historia del catolicismo es muy extensa y que como tal requiere de tiempo, rigor y método para estudiarse. Solo me queda una duda. ¿Cuánto tiempo has estudiado tu el tema para sentir que ahora tienes una completa visión de los errores y los aciertos de la Iglesia? Saludos!

¿Qué es Sophimanía?

Divulgación Científica:
Impulsamos el conocimiento de temas que por coyunturas políticas, pasan a 2do plano. Creemos que solo nuestro instinto por saber, conocer, explorar, cuestionar, construir, ha permitido que nuestra especie ocupe este espacio-tiempo, y por lo que quizás permanezca.

Pensamiento Crítico:
Ver el mundo con ojos nuevos. Rebelarse contra la información estandarizada. No dejarse doblegar por el sistema, la educación pasteurizada o el circuito estético consumista imperante. Ser libre, o lo más libre posible, empezando por tu mente y tu cerebro.

Un blog de Claudia Cisneros