lunes, 20 de junio de 2011

México: Telescopio capta misteriosas moléculas orgánicas extraterrestres


Espectro de gas molecular detectado por el Gran Telescopio Milimétrico
en la banda de 3 milímetros, con las líneas de emisión de especies
moleculares identificadas en amarillo a través de su símbolo químico,
entre otras, diferentes isótopos de monóxido de carbono (CO), ácido
cianhídrico (HCN), propino (CH3C2H) y otros hidrocarburos.

El Gran Telescopio Milimétrico, un proyecto de México y Estados Unidos para realizar observaciones astronómicas en ondas milimétricas, tuvo éxito en sus primeras observaciones a 3 milímetros este 1 de junio, detectando entre otros objetos, moléculas orgánicas que no se encuentran en la Tierra.

El telescopio detectó una gran colección de líneas de emisión de moléculas orgánicas, algunas de las cuales no se producen naturalmente en la Tierra, en tan sólo media hora, lo que los científicos nombraron como "un hito" importante en el proyecto, informó el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE).

Sin duda, es el punto de partida de lo que serán años y años de fructífera investigación para México y otras naciones, ya que no sólo aportará vistas de las galaxias más lejanas en el Universo, sino que también nos permitirá realizar un estudio detallado de las condiciones que existían tras la gran explosión o Big Bang”, comentó Alfonso Serrano Pérez-Grovas, Investigador Principal del proyecto.

El Gran Telescopio Milimétrico es un proyecto único en su tipo en el mundo, encabezado por el INAOE en México y la Universidad de Massachusetts en Estados Unidos, financiado con fondos públicos: CONACYT en México, y la National Science Foundation en Estados Unidos, entre otros.

Fue diseñado por la empresa Man Technologie de Alemania y está localizado en la cima del Tliltépetl, o Volcán Sierra Negra, en el estado de Puebla, a 4,581 metros sobre el nivel del mar.

Tiene una antena parabólica diseñada con un área colectora de 50 metros de diámetro, de los cuales 32 son operativos en este momento, y capta radiación en el rango de 350 a 75 GHz, es decir, longitudes de onda de 0.85 a 4 milímetros.

El telescopio comenzó a construirse en el 2001, pero las primeras pruebas del sistema completo con sus receptores en ondas milimétricas, iniciaron en abril de este año, después de que se completó la alineación final del espejo primario del Telescopio, informó el Instituto de Astrofísica.

El primer objeto observado por el Telescopio Milimétrico, fue una galaxia de tipo Starburst relativamente cercana, llamada Messier 82 (M82), ubicada a una distancia de 12 millones de años luz.

El Telescopio ha obtenido señales de objetos más lejanos, incluyendo la detección de monóxido de carbono en las galaxias SMM J2135-0102, conocida como “La Pestaña”, y MM18423+5938, cuya luz se emitió cuando el Universo tenía tan sólo el 21 y 12 por ciento de su edad actual, dijo el Instituto.

Las detecciones recientes se llevaron a cabo con el Detector de Corrimientos al Rojo, un espectrómetro capaz de medir emisión molecular a grandes distancias en el Universo, con el que el GTM ha empezado a hacer observaciones en las longitudes de onda de diseño del telescopio.

Se ha hecho un gran esfuerzo para sacar este proyecto adelante. Y para sostenerlo a futuro necesitamos contar con el apoyo constante tanto en recursos humanos como financieros. Estamos seguros que tendremos el respaldo del gobierno, la industria y la academia", dijo Alberto Carramiñana Alonso, Director General del INAOE.

Información de IBTimes de México. Resumen de Sophimanía

1 comentario:

Psico dijo...

Es interesante las diversa variedad de Telescopios que existen para captar los diversos detalles del universo.
Muy interesante el artículo.

¿Qué es Sophimanía?

Divulgación Científica:
Impulsamos el conocimiento de temas que por coyunturas políticas, pasan a 2do plano. Creemos que solo nuestro instinto por saber, conocer, explorar, cuestionar, construir, ha permitido que nuestra especie ocupe este espacio-tiempo, y por lo que quizás permanezca.

Pensamiento Crítico:
Ver el mundo con ojos nuevos. Rebelarse contra la información estandarizada. No dejarse doblegar por el sistema, la educación pasteurizada o el circuito estético consumista imperante. Ser libre, o lo más libre posible, empezando por tu mente y tu cerebro.

Un blog de Claudia Cisneros